Estudio académico o monografía

Publicado en por Taller de Redacción

ESTUDIO ACADÉMICO O MONOGRAFÍA

 

Los estudios académicos o monografías son aquellos textos que de manera cotidiana se exigen en las universidades, ya sea con la finalidad de acreditar una asignatura o como contribución a las revistas especializadas. Pueden ser de dos tipos: los sustentados en investigaciones bibliográficas y aquellos que reflexionan en forma directa sobre la realidad. Es común en disciplinas tales como Historia, Filosofía o Literatura, que en los estudios académicos predominen los libros precedentes como referente principal; en cambio, en otras áreas como la Economía, la Sociología o las Ciencias de la Comunicación, el acento suele ponerse en la realidad misma, más que en las teorías anteriores. Hay que destacar, sin embargo, en este último caso que se trata igualmente de un texto, es decir, no de un trabajo empírico o de un mero informe sobre la realidad, sino de una interpretación.

La monografía se singulariza por ser monotemática, esto es, dedicarse íntegramente a un solo tema. A diferencia del ensayo, no está emparentada con la literatura, sino con la ciencia. Se trata de un estudio sistemático y, en la medida de lo posible, totalizador. El carácter sistemático de la monografía implica que el objeto de estudio es el que define los temas que necesariamente deben tratarse, a diferencia del ensayo en que los límites los fija la libre elección del autor.

 

Monografía de recuento bibliográfico

 

Tal vez la principal característica de las monografías de tipo bibliográfico radica en que se nutren del pensamiento anterior, de modo que casi podría decirse que su valor depende  de la riqueza y calidad de las fuentes consultadas. Si la aportación del ensayo radica en el enfoque con que se aborda determinada temática, la de estos estudios académicos se sustenta e la habilidad con que se sistematizan y jerarquizan las ideas desarrolladas por otros autores, así como en la de los textos consultados sobre el tema. En resumen, su valor reside en el distinto ordenamiento y la síntesis a que se somete las ideas que provienen de otros investigadores. Sin embargo, justamente cuando se destaca el carácter de síntesis y de nuevo ordenamiento se quiere significar que no debe incurrirse en la simple copia o repetición de lo dicho por otros, pues en la actualidad asistimos a la molesta práctica de ver multiplicarse los libros sin necesidad. Al contrario, los textos consultados deben ponerse al servicio de una exégesis propia del fenómeno estudiado.

 

Monografía referida a la realidad

 

Uno de los principales valores del estudio académico referido a la realidad es la riqueza de la información, entendida en este caso no como consulta de las teorías sobre el tema, pero sí como el acopio de datos que otorguen validez a la interpretación que se desea sustentar. Este objetivo supone también un trabajo de investigación que consiste tanto en reunir datos dispersos como en mostrar su significación y establecer las relaciones entre ellos. Como en el caso de trabajos de mayor alcance y extensión como las tesis, el estudio académico debe al igual estar construido sobre una estructura metodológica que preste coherencia y rigor al texto.

 

Investigación y esquema

 

Por tratarse de un pensamiento sistemático, la monografía requiere de una investigación. Por lo tanto, remitimos a nuestros lectores a “Los pasos de la tesis” de este capítulo, destacando que la diferencia radica en que la tesis exigirá una amplia investigación, mientras el autor de un estudio académico debe aquilatar lo profundo o somero de la indagación, de acuerdo con los alcances que quiera otorgar a la monografía.

Aunque no puede establecerse una norma estricta en la relación con el esquema que debe regir un estudio académico, el que presentamos enseguida puede servir de guía:

w        La presentación del tema debe considerar la importancia del mismo y su delimitación.

w        Siempre es indispensable ubicar el objeto de estudio en las tres coordenadas clásicas, vale decir en su contexto histórico, temático y teórico.

w        El cuerpo mismo del trabajo o desarrollo consiste en el planteamiento de las tesis principales, su argumentación y comprobación.

w        La última parte es el epílogo, también conocido como conclusiones. No se trata de una simple enumeración, sino de un sierre del texto, mediante una recapitulación que redondea el tema.

 

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post